Absceso glándula de bartolino

Nivel de manejo del médico general: Diagnóstico Específico Tratamiento Completo Seguimiento Completo

Aspectos esenciales

▪Mujer joven.

▪Masa fluctuante y dolorosa en labio menor.

La infección frecuentemente es polimicrobiana, de patógenos de la flora comensal.

▪Sin compromiso sistémico.

▪Diagnostico clínico.

▪Tratamiento Drenaje y antimicrobianos.

Caso clínico tipo

Mujer de 26 años, que se presenta con masa fluctuante de 3 cms en labio menor derecho, de pocos días de evolución. Al examen físico se evidencia signos de inflamación local y muy sensible a la palpación; no presenta CEG o fiebre.

Definición

Es la infección abscedada del conducto de una glándula de Bartolino (o glándula vestibular mayor), debido a la colonización con Clamidia y/o Gonococo, los que producen inflamación, edema y finalmente obstrucción del conducto. Con esto cambia el ambiente, favoreciendo el crecimiento anaeróbico. El absceso de glándula de Bartholino constituye una urgencia médica y el tratamiento consiste en el drenaje quirúrgico.

Epidemiología - Etiología - Fisiopatología

Epidemiología: Se estima que 2-3% de las mujeres tendrán un quiste o absceso de la glándula de Bartolino en su vida, siendo los abscesos 3 veces más comunes que los quistes. Su incidencia es mayor en mujeres en la tercera década de la vida y, en mujeres mayores de 40 años se debe descartar patología maligna.

Etiología: La infección frecuentemente es polimicrobiana, de patógenos de la flora comensal, en casos recurrentes debieran descartarse gérmenes de transmisión sexual (como Clamidia y Gonococo).

Fisiopatología: Las glándulas de Bartolino son dos glándulas secretoras de mucus ubicadas por debajo de los músculos bulboesponjosos de los labios menores, cuyos conductos se abren hacia el vestíbulo, entre el orificio himeneal y los labios menores. En condiciones normales estas glándulas son de unos 5mm de diámetro y no palpables. Permiten la lubricación de la vulva durante el coito. En mujeres en edad reproductiva, al producirse una obstrucción al vaciamiento de estas glándulas, se pueden formar quistes que por lo general son de 1 a 4 cm e indoloros. Si el orificio del conducto de la glándula de Bartolino se obstruye, lleva a la dilatación quística del conducto proximal y a la obstrucción. La obstrucción es a menudo causada por edema vulvar local o difuso. Los quistes del conducto de Bartolino son por lo general estériles y la glándula no se ve afectada.

Diagnóstico

Es clínico. Historia de aumento de volumen agudo, unilateral, en el introito lateral medial al labio menor, doloroso, dispareunia y dolor al deambular y sentarse (Importante diferenciarlo del quiste en el cuál no hay dolor o este es leve). Puede haber fiebre hasta en un 20% de los pacientes. Indagar sobre comorbilidades como inmunosupresión o diabetes que pueden empeorar la infección. Una historia de alivio súbito del dolor asociado a descarga puede indicar una ruptura espontánea del absceso.

Al examen físico se evidencia un aumento de volumen fluctuante, con aumento de temperatura local, eritematoso y edematoso, muy doloroso a la palpación. En un tercio de los casos puede acompañarse de fiebre. Puede encontrarse celulitis del tejido circundante. Si se ha producido una rotura espontánea del absceso puede haber una descarga purulenta o podría no apreciarse una masa.

En una paciente sana, sin compromiso sistémico, no es necesario tomar exámenes de sangre ni cultivos de la lesión. En mujeres mayores de 40 años se presenta un riesgo incrementado de malignidad (2-7% de todas las lesiones malignas invasivas), por lo que se recomienda biopsia.

Tratamiento

Drenaje quirúrgico del absceso asociado a tratamiento antimicrobiano. Existen varias técnicas quirúrgicas sin consenso internacional sobre la mejor:

- Punción y aspiración simple se asocia a altas tasas de recidiva.

- Varios estudios recomiendan la Marsupialización quirúrgica que permite dejar abierto el lecho ductal.

- Debe iniciarse tratamiento antimicrobiano que cubra Staphylococcus (Incluyendo MRSA), Streptococcus spp y E. Coli (Por ejemplo Cotrimoxazol 2 veces al día por 7 días o como segunda linea se puede utilizar Amoxicilina + Ac. Clavulánico asociado a  Clindamicina para cubrir MRSA). La urgencia en el tratamiento depende de los síntomas. Los quistes asintomáticos podrían no requerir tratamiento, pero la no mejoría dentro de las primeras 72 horas o la evolución hacia una forma de absceso requerirá un tratamiento quirúrgico.

Seguimiento

La complicación más importante es la recurrencia cuya tasa no supera el 20%, en este caso se debe plantear una extirpación total de la glándula. Otras complicaciones son aquellas asociadas a la cirugía y rara vez la diseminación de la infección. Una vez resuelta la herida quirúrgica se puede dar de alta con tratamiento antimicrobiano por 7 a 10 días.

Bibliografía:

https://www.uptodate.com/contents/bartholin-gland-masses-diagnosis-and-management?source=search_result&search=bartholin%20gland%20abscess&selectedTitle=1~13

Contenido en Revisión

El contenido será validado por un profesional en la materia.

Autor / Editor Revisor de Contenido Revisor de Formato Año
Francisco Weber 2017
[ historial de revisiones ]

Menu Off-Canvas